INTRODUCCION AL BUDISMO

¿QUIEN FUE EL BUDDHA?

De la misma forma que sucede con otras grandes tradiciones el Budismo comienza con una historia, la historia de un buscador espiritual, hace unos 400 a 500 años antes de JC, en un lugar que corresponde al Sur de Nepal, en un pequeño Reino que hoy en día estaría en la India. Una familia rica tuvo un bebé llamado Gautama, que creció en un entorno muy privilegiado. Su padre era el gobernador y administrador del reino.

Cuando los sabios vieron al niño proclamaron una profecía: «éste niño tiene todos los signos de de va a ser un gran hombre» y según los astrólogos los signos eran tan evidentes que aseguraron que sería un gran rey o una gran figura religiosa, un buscador o un maestro de muchos. El padre pensó que si el niño era expuesto al sufrimiento y al dolor tendería hacia el camino religioso ya que es el contacto con el sufrimiento lo que nos hace comenzar con la búsqueda espiritual. El primer paso en el camino hacia la liberación es el sufrimiento (dukkha: sufrimiento o insatisfacción).

El niño creció en tres palacios, uno para cada estación. Siempre las flores estaban eclosionadas y todos los días se encargaban de que todo estuviera perfecto. Todos los sirvientes eran jóvenes y bellos. Cuando alguien enfermaba o envejecía era transferido a otro lugar. Así vivía alejado de la realidad.

Cuando el jóven Gautama cumplió los 20 años quiso a toda costa salir del palacio y conocer la ciudad. Le pidió al conductor del carruaje que le llevase secretamente a la ciudad. Y así salió de su burbuja. Realizó cuatro salidas o viajes lo que supuso una enseñanza se les denominó Los Cuatro Mensajeros Divinos. 

En las cuatro salidas encontró cuatro tipos de personas. En el primer viaje vió una persona muy anciana, decrépita, jorobada y el se quedó horrorizado: «que es ésto?, quien es?». El conductor del carruaje le dijo «es una persona anciana», es el envejecimiento. Y Gautama le pregunta «y esto me puede suceder a mi?». «Si,  te va a suceder». No pudo dormir esa noche.

En la segunda visita que realizó vio una persona enferma, con aspecto leproso, llena de llagas, totalmente incapacitada. Le preguntó al conductor si eso le podía suceder. Le dijo que la enfermedad era parte de la vida.

En la tercera visita vio un cadaver que era transportado y preguntó que sucedía. Le respondió que la muerte era el final inevitable de todos los seres. Quedó abrumado sin poder dormir.

En la cuarta salida vio un mendicante, un buscador espiritual. Se percató que era diferente al resto de las personas y el conductor le dijo que era un buscador, una persona que quería buscar una explicación a la muerte.

Gautama reflexiona y decide abandonar su familia. Se dirige al bosque a comenzar su práctica o búsqueda de la liberación. Se viste con ropa de asceta.

Tuvo dos maestros de yoga. Su práctica se basó inicialmente en la meditación en calma; una meditación profunda para alcanzar la facultad de prajna o sabiduría. Después de un periodo se convirtió en tapasvin o asceta. hizo un largo ayuno hasta quedarse literalmente en los huesos, tan débil que no podía mantenerse en pie. Estuvo a punto de morir. Finalmente vio que tras ésto no alcanzó la liberación.

Gautama tenía 30 años y comprendió  que el camino del medio era el más acertado. Comenzó a alimentarse y recobró un estado saludable. Se sentó debajo del manzano y permaneció meditando profundamente hasta alcanzar ecuanimidad. Tuvo varias visiones el día de su iluminación. Tuvo la visión de vidas pasadas y comprendió su pasado. Vio como las acciones del pasado condicionan el presente, el karma. Lo que uno experimenta en ésta vida en cada momento es fruto de las acciones pasadas.

Mediante la purificación o curación de nuestras acciones podemos cambiar la experiencia de nuestra vida. Es un código ético.

 

By | 2020-03-28T18:10:49+00:00 marzo 28th, 2020|Blog, BUDISMO|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.